Fenómeno multipantalla: reacción en cadena

Del mismo modo que una ficha de dominó al caerse desencadena una secuencia de movimientos en línea, los usuarios digitales se trasladan de una plataforma a otra esperando continuar con sus interacciones y tareas de manera ininterrumpida. Análisis del fenómeno multipantalla.

Multipantalla
Nueve millones de colombianos se conectan a internet a través de más de una plataforma, según ComScore. La rutina habitual consiste en ir de un punto de conexión (un televisor, un teléfono inteligente, una tableta o un computador) a otro, en un orden indefinido y hasta de manera simultánea. De acuerdo con los reportes de Think With Google, una herramienta de Google que ofrece inteligencia de mercados, “la forma en que compramos ha dejado de ser una experiencia lineal para convertirse en un proceso repleto de información y dispositivos. Hoy, un comprador puede ir de una pantalla a otra para investigar sobre un producto y, en esa experiencia, el momento cero de la verdad (ZMOT por sus siglas en inglés) se ha vuelto cada vez más relevante como forma de preparar al comprador”.

Esa rutina de interacción que sigue el consumidor a través de diferentes dispositivos, tanto para consumir contenidos como para buscar información sobre productos y tomar decisiones de compra, es lo que se conoce como el fenómeno multipantalla. En términos de medios, se podría decir que se trata de un hecho bien conocido y bastante anunciado desde la aparición de los dispositivos inteligentes. Sin embargo, apenas en los últimos años se han empezado a identificar los comportamientos reales de los usuarios frente a las posibilidades que ofrecen las pantallas múltiples y dejado de lado los supuestos, al tiempo que las marcas están lanzando las primeras estrategias concebidas para usuarios multipantalla.

Publicidad

¿Pero cómo cambian el usuario, la publicidad y el mercadeo a causa de las pantallas múltiples? Lo que sigue es un esbozo de las conclusiones a las que han llegado algunos estudios recientes o que se han producido como efecto de estrategias publicitarias y de mercadeo que le han apostado a formar parte del fenómeno.

Fuente: Revista P&M. Edición 427. Septiembre 2016.

Descarga gratis el especial

Comentarios