“Common Ground”

Más allá de los premios, Cannes Lions 2016 sentó las bases de la revolución creativa del presente siglo. Si la más reciente fue la de Bernbach en el siglo pasado, y tenía que ver con los mecanismos y maneras de trabajar para obtener la creatividad, la del siglo XXI trata de lograr la creatividad fundamentada en cuatro ejes conceptuales: comunicación, entretenimiento, tecnología y, ante todo, una genuina preocupación por la contribución del sector a la consecución de un mundo mejor.
Publicado en la Revista P&M Ed. 425. Julio de 2016 ISSN 0120-5293

En el preciso instante en que Advertising Age entrevistaba a Sir Martin Sorrel, él se enteraba vía Skype del triunfo del Brexit en el Reino Unido, y su reacción fue inmediata: “Nuestra estrategia ha sido fortalecer lo digital, lo relacionado con la data y la horizontalidad en los mercados de mayor crecimiento (BRICS y los Próximos 11), y esto, irónicamente significa lograr que nuestra gente trabaje en conjunto y no por aparte”, afirmó a la revista inglesa Campaign. Y mientras esta escena sucedía en la Riviera francesa, y las bolsas del mundo reaccionaban a lo que puede ser el inicio de una crisis económica no anunciada, el Secretario General de Naciones Unidas pedía la solidaridad de la industria en la forma de “la más grande campaña por la humanidad”, que soporte la agenda 2030 de desarrollo sostenible, un plan de acción a quince años proplaneta y antipobreza.

SE NECESITAN
CAMPAÑAS
QUE FORJEN
LA NUEVA VISIÓN
DE NOSOTROS
MISMOS.

El pitch fue aceptado por los seis grandes quienes se comprometieron con una nueva iniciativa llamada Common Ground que responderá a la solicitud de Naciones Unidas. Así, en debate cerrado Yannick Bolloré de Havas, Sir Martin Sorrel de WPP, John Wren de Omnicom, Tadashi Ishii de Dentsu, Maurice Levy de Publicis y Michael Roth de IPG se comprometieron cada uno con una meta específica. WPP trabajará por la diversidad de género, Publicis se enfocará en los aspectos alimentarios, Havas en el cambio climático, IPG en el acceso al agua limpia, Omnicom en educación y Dentsu en la salud.
Aquí viene nuestra reflexión local. Colombia es un país que firma la paz, mientras se mueren los niños de desnutrición en la Guajira, un paraíso para la inversión, pero no aparecemos en los Próximos 11, las noticias diarias no reflejan una sana convivencia,
y menos, una competencia limpia.

abstract-740257_640

Publicidad

La corrupción, la falta de servicios públicos, el acceso limitado de los niños a la tecnología, las deficiencias de la educación, la falta de investigadores y muchos otros problemas sociales que son genuinos, limitan nuestras posibilidades de innovación y creatividad. Lo verdaderamente importante en este punto es que hay planes, temas y campañas con los que nos podemos comprometer desde nuestro hacer y saber, y más que dirimir diferencias por el número de premios que cada agencia obtiene, que la puja sea por cuál de todos esos problemas genuinos se escoge, para trabajar porque todos ellos necesitan campañas genuinas que movilicen de verdad, campañas que forjen la nueva visión de nosotros mismos, que Colombia necesita para progresar.

Comentarios