Donald Trump: el presidente de las redes sociales

Uno de los secretos del presidente Donald Trump para ganar unas elecciones fue la combinación entre el uso de las redes sociales y el análisis de datos.

Por: CASTLEberry Media, expertos en Content Marketing.

Donald Trump

Lo que unos meses atrás parecía imposible, hoy es una realidad. Donald Trump es el nuevo presidente de los Estados Unidos. Ante este panorama, es inevitable reflexionar sobre la influencia del uso dado por el hoy inquilino de la Casa Blanca, de las redes sociales y toda su estrategia de marketing digital para llegar Washington.

Los medios digitales son herramientas imprescindibles para llegar al grueso de la población y generar engagement. El consultor político y docente de la Universidad Central de Venezuela, Guillermo Aveledo Coll, afirma que el secreto para ganar unas elecciones, en la era digital, es combinar el uso de las redes sociales con el análisis de datos. Sin duda, dos elementos que fueron claves para la victoria en la campaña de Trump.

El ganador pagó menos

“Tener tanto poder en términos de números con redes como Facebook, Twitter, Instagram me ayudó a ganar estas elecciones, en las que mis rivales, gastaron mucho más dinero que yo”, aseguró Trump, quien suma 23 millones de seguidores en Twitter y casi 20 millones en Facebook, durante una entrevista con la CBS.

Vale la pena señalar que su campaña invirtió menos de la mitad ($ 6,7 millones) de lo que gastó su contrincante demócrata, Hillary Clinton ($14 millones), según datos de la Comisión Federal Electoral.

No es para tanto

“A los medios de comunicación y, particularmente a las redes, se les atribuye una influencia importante, mas no son determinantes”, puntualizó el experto en marketing electoral y consultor en opinión pública, el español, José Vicente Carrasquero.

Las redes sociales son un arma fundamental para “conectar con los votantes”, aseguró Carrasquero, quien también es profesor universitario de Opinión Pública. Sin embargo, señaló el docente, es importante tener en cuenta que el número de “followers” no implica una intención favorecedora del voto.

Carrasquero aclaró que tener presencia en las redes sociales “no significa ganar las elecciones, pero es crucial estar en estos medios, porque alejados de la internet, no ganan votos”.

Facebook y propaganda

Diferentes voceros han señalado como una de las mayores ventajas en la campaña de Trump, la propagación de noticias falsas a través de Facebook.

Un estudio de Buzzfeed reveló que, en los últimos tres meses de la reciente campaña electoral por la presidencia de los Estados Unidos, las noticias falsas compartidas en la red provocaron mayor impacto que las principales noticias publicadas por medios como The New York Times, The Washington Post o la NBC.

En cifras, las 20 informaciones falsas más virales generaron casi nueve millones de reacciones y comentarios en Facebook. Es decir, siete millones más que las impresiones de noticias verdaderas.

Pese al descredito de los medios digitales, su influencia es innegable. 44% de la población estadounidense se informa a través de las redes sociales. De acuerdo a SocialFlow, los cibernautas invirtieron alrededor de 1,94 millones de horas interactuando con contenido sobre Trump en Twitter, Facebook y LinkedIn. ¿Podría haberse convertido Trump en el 45 Presidente de los Estados Unidos de no existir Facebook?

“Es algo difícil de saber, pero lo que sí parece claro es que las redes sociales sirvieron para polarizar los puntos de vista de los votantes en una campaña que ya era dura. Además, pudieron haber animado a electores indecisos a salir en apoyo a Trump”, expresó el periodista venezolano, especializado en campañas electorales, Eugenio Martínez.

Futuro del marketing digital

Antes, lograr obtener la mayor cantidad de espacios en televisión era la clave del éxito para obtener un triunfo electoral. Esto cambió con las redes.

Publicidad

Hoy en día, Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat y Periscope son las nuevas salas de prensa. Indudablemente, cualquiera que desee afrontar una campaña electoral exitosa requerirá entender y abrazar estas nuevas dinámicas de la comunicación.

Los expertos consultados por Castleberry Media coinciden en señalar que el principal desafío del futuro del marketing digital electoral radica en la experticia tecnológica y la adaptación a los cambios en la forma de consumir información por el elector.

Por ejemplo, Martínez destaca que los mensajes empleados por Trump fueron clave para su posicionamiento en la web.

Según análisis SEO, 90% de las palabras claves con las que se posicionó Hillary Clinton llevaban contenido relacionado directamente con su campaña. Mientras que su contrincante decidió posicionarse en búsquedas neutras de los temas que eran tendencia. Es decir que, sin buscar información de Trump, concretamente, aparecía su nombre y declaraciones en los resultados arrojados por la red.

El dominio de social media ha sido trascendental en las carreras presidenciales al Despacho Oval y en el futuro no será la excepción.

Roosevelt, fue conocido como el presidente de la radio; Kennedy, el presidente de la televisión; Obama, el presidente del Internet y Trump con las redes sociales son ejemplos de que quien domina el poder de los medios de comunicación puede llegar a convertirse en uno de los hombres más poderosos del mundo.

Comentarios