Pesquera Jaramillo fue sancionada por la Superindustria por entregar menos producto del anunciado

Pesquera Jaramillo, comercializadora de mariscos en Colombia, fue sancionada por la Superintendencia de Industria y Comercio porque, según la entidad, la compañía estaba entregando menor cantidad de lo anunciado en sus empaques en dos de sus productos característicos,  los “anillos de calamar” y “camarón tití”. La multa impuesta fue de $442.630.200.

Pesquera JaramilloEn el caso de los “anillos de calamar”, se encontró que el contenido promedio real de los paquetes que se anunciaban como de 350 gramos, era en realidad de 301 gramos, es decir, contenían un 13% menos de producto respecto de la cantidad anunciada. En el “camarón tití”, se encontró que el contenido promedio real de los paquetes de 350 gramos, era de 335 gramos, es decir, contenían 4 % menos de la cantidad anunciada.

La decisión sancionatoria de la Superintendencia de Industria y Comercio se adoptó después de haber realizado una visita de verificación a la planta empacadora de Pesquera Jaramillo ubicada en Bogotá, y haber seleccionado 50 paquetes de producto “anillos de calamar” y 50 paquetes de “camarón tití”, todos con indicación de 350 gramos de contenido, que estaban listos para ser comercializados y habían superado todos los controles de calidad internos de la empresa.

Publicidad

También le puede interesar: Se acerca la segunda versión de Adictos, el congreso de estudiantes y jóvenes publicistas

Según la Superindustria “en la decisión se enfatizó que defraudar la confianza de los consumidores en cuanto peso o medida de los productos que se ponen en el mercado es una falta gravísima, ya que ellos no tienen ninguna posibilidad real de verificarla, y solamente pueden confiar en lo que les informa el empresario”. 

Además el ente aseguró que seguirá haciendo vigilancia de productos preempacados para garantizar a los consumidores que los empresarios efectivamente les vendan y entreguen, la cantidad de producto anunciada por el productor en sus empaques.

Sin embargo, contra el acto administrativo sancionatorio de primera instancia, proceden los recursos de reposición y apelación ante la misma Superintendencia de Industria y Comercio.

Comentarios