“El secreto de los magos de la publicidad ya no es un misterio”, Rawbit

“El secreto es…” así empiezan muchas conversaciones con esas personas que han sido catalogadas como los magos de la publicidad por sus trabajos exitosos y seductores de audiencias. Pero como buenos prestidigitadores, estos personajes no suelen revelar esos ases bajo la manga, sino que únicamente los regalan al mundo para que sean las personas quienes disfruten de su arte.

"el secreto"Sin embargo, esto ya no es un misterio. Rawbit es una comunidad que nació con el objetivo de revelar los trucos y los secretos de las grandes ideas de los magos de la publicidad. Este colectivo ha venido recopilando alrededor del mundo historias, entrevistas, mensajes y notas de voz de cientos de creativos que han querido revelar el detrás de cámaras de esas ideas que tanto mueven al mundo.

Diana Galvis, Miguel Urrutia, Sebastián Bermúdez, Daniel Turriago, Álvaro Gamboa,
Rafael Abril y Pedro Pinzón junto a Juan Carlos Espitia y la escuela de pensamiento
creativo e innovación NOGMA han hecho que hoy sea posible contar nuevas historias para la publicidad.

Publicidad

La historia tras el secreto de los magos publicitarios

Según sus creadores todo empezó con un cuestionamiento ¿cómo llegaron a esto? Buscar la respuesta a ese interrogante ha sido la clave para empezar una búsqueda incansable, pero con excesivo potencial.

“Somos como todos cuando estamos empezando soñadores, románticos, idealistas, curiosos, muy curiosos y por eso estamos aquí, porque queremos conocer el detrás de las ideas que cambian comportamientos, ganan premios, dejan sin palabras a muchos y más de una vez nos han hecho preguntar: ¿cómo llegaron a esto?, ¡cómo!, ¡cómo!”, aseguraron los gestores de la idea.

También le puede interesar: Chatbots, el 47% de las personas compraría productos por medio de ellos

Todo empezó en la escuela de pensamiento creativo e innovación NOGMA, exactamente en la clase de Juan Espitia, las personas que allí estaban debían compartir cinco ideas que les gustaran mucho lo que ellos no sabían era que al final el docente les tenía una sorpresa preparada: los estudiantes debían contactar a los
creativos de esa idea y pedirles que nos contaran cómo habían llegado a ella, a lo que todos dijeron en coro “¿En serio?”.

En ese momento empezó un periplo. Todos los educandos se preguntaban ¿cómo íban  a conseguirlo si muchos de ellos ni siquiera sabían de su existencia? Además, su dominio del idioma inglés no era muy fluido, seguro la comunicación, irónicamente, sería un total problema, pensaban.

Mil cosas pasaron por la mente de los jóvenes, pero le pusieron tanto empeño
que lograron conseguir un par y cuando se dieron cuenta de que esas dos se habían
convertido en cuatro, seis, diez, dieron un grito con ahínco “nos llegó un chispazo a la cabeza”.

Ese golpe de creatividad se transformó en una idea que no quisieron dejar en el cuaderno y que hoy se ha convertido en Rawbit, un proyecto que destapa la magia del mago y revela el detrás de esas ideas que tanto le gustan a las personas, tanto de afuera, como del sector.  Y los llevó a querer conocer el secreto que tan celosamente cuidan esos talentosos publicistas.

“Somos quienes, de ahora en adelante contaremos los tropiezos, los personajes, los
infinitos no y sobre todo de dónde y cómo surgieron esas grandes ideas”, dijeron llenos de emoción los inventores de la idea.

Comentarios