Cómo es el publicista moderno

“Si intentas persuadir a alguien de hacer algo, o comprar algo, deberías utilizar su lenguaje, el lenguaje en el que piensa”.

Una frase de David Ogilvy que encierra el mundo en el que se mueve el publicista. Un universo donde el profesional es camaleónico, asume las ideas del cliente, su lenguaje, idea conceptos y asume la comunicación como el puente por excelencia para seducir, persuadir y convencer.

El perfil del publicista ha evolucionado de la mano de la tecnología, los mercados, los clientes y los productos por lo que hoy en día es más que un comunicador orientado al estudio de mercados y clientes. El publicista se concibe como un profesional integral que enfoca su creatividad para encontrar ideas que ayuden a la gente.

El publicista, un profesional multifacético

La revolución digital ha permeado la esencia de muchas profesiones, tanto como la misma evolución de los consumidores, una “tecnofascinación”, en palabras de Jesús Martín Barbero. Este contexto le ha dado a la publicidad la oportunidad de adaptarse y reinventarse.

Publicidad

Lea también: 12 frases inspiradoras para el publicista

Por ejemplo, en los años 50 los posters que anunciaban una cerveza eran tan efectivos como un banner que ve en su celular un cliente hoy en día. De igual manera, el publicista ha adaptado sus conceptos a las variaciones que presentan los mercados con el paso de los años.

Es así como actualmente se definen perfiles como el publicista gráfico, planner, gerente, redactor publicitario, creativo, entre tantos otros, que más que especializar al profesional alimentan la naturaleza del ejercicio publicitario.

Por eso, el profesional moderno se define como una pieza clave del engranaje mediático, comercial y social, un protagonista fundamental de la construcción del imaginario colectivo que lleva a las personas a interactuar con las marcas, a apropiarse de los ideales que éstas comunican y a fidelizarse en tanto consumidores.

El rol del publicista moderno

En palabras del profesor Humberto Jurado, el rol del publicista en la actualidad, se ha transformado a tal punto, que su objetivo ha superado el paradigma del producto y el consumo en el contexto de la globalización. Entiende la necesidad del ser humano por hacerse responsable y partícipe de su entorno político, social y ambiental, como un agente activo en los cambios, es más consciente de la influencia que puede ejercer en las vidas, decisiones y comportamientos de la sociedad, entiende la importancia como gestor de cambios e impacto en el mundo contemporáneo.

Por esa razón “el publicista debe agudizar su sensibilidad y orientar su trabajo y desempeño en aras de responder a la necesidad de humanización de las audiencias, incursionando en temas como la dinámica del consumo, la conservación natural, el desarrollo social y el cambio político, dejando de lado la concepción de mercado de otros tiempos que solo apuntalaba factores comerciales y de consumo como eje central de su profesión”, expresa Jurado.

10 características del publicista moderno

  1. Análitico.
  2. Observador profundo.
  3. Digital.
  4. Menos egocéntrico.
  5. Visionario.
  6. Integrador de conceptos.
  7. Humanista.
  8. Sensible al entorno.
  9. Creativo empleando la tecnología y el entorno digital.
  10. Estratega integral.

Reciba la mejor información sobre mercadeo

Comentarios