“En Colombia hay un talento enorme en el área del arte visual y de animación”

Ignacio Ochoa, supervisor de animación de ‘Condorito: La Película (2017)´, invitado por el MinTIC a Colombia 4.0, el evento de industrias creativas digitales, que se llevará a cabo desde hoy hasta el próximo sábado en Corferias, habló de su pasión por la animación digital.

Para el argentino, la animación digital es un arte. No cabe duda de su pasión por ese oficio. Es un convencido del potencial que tiene la animación digital en Latinoamérica. Él, que recientemente culminó su trabajo como supervisor de animación en ‘Condorito: La Película (2017)’, opina que, en países como México, Argentina, Chile y Colombia se vienen forjando producciones animadas de talla mundial.

También le puede interesar: El futuro de la economía naranja

Su andadura por la animación digital arrancó en 1998 en la serie de televisión ‘Mi familia es un dibujo’, como asistente de animación y llegó a su cúspide en 2011 cuando fue líder de animación en ‘Metegol’ (2013).

Aquí algunas respuestas que Ignacio Ochoa dio, días antes de su conferencia en Colombia 4.0.

¿Cuál cree que es el aspecto que hace que Condorito siga vigente?

Es gracias al universo maravilloso creado por Pepo y sus colaboradores. Es una historia que se asentó en el imaginario latinoamericano, que logró hacer sentir en el público la fascinación hacia el comic. Y como personaje, Condorito tiene las características, sensibilidad e idiosincrasia propia del latino: es clase media, medio vago (risas), pero siempre en la búsqueda de un trabajo, y consigue muchos empleos temporales. Es la historia del rebusque que se vive en Latinoamérica. ‘Condorito: La Película (2017)’ le hará ganar seguidores de la nueva generación al público más chico, ese que todavía no conoce al personaje.

¿Cómo llegó a trabajar en ‘Condorito’?

El equipo de dirección de ‘Condorito’ ya me conocía porque trabajamos en ‘Metegol’, y buscaban un supervisor de animación que pudiera liderar equipos de animación digital. Otra razón también fue que recordaron mi fanatismo por Condorito.

¿Qué aspectos le agradaron del proceso, cuáles fueron los mayores retos?
En todos mis trabajos lo que más me gusta es conocer a la gente, tratar con equipos de personas que luego se convierten en tus amigos. Me gustó el rol que me dieron los directores de poder dar mis aportes en la parte creativa de la película, lo cual sin duda fue un paso adelante en mi carrera.

¿Cuál cree que es el impacto de la película?

‘Condorito’ va a demostrar que sí es posible hacer una película animada de calidad en Latinoamérica; aunque ya con ‘Metegol’ iniciamos el camino. México ha demostrado ser también un país productor de animaciones excepcionales; y Chile, que ganó un Premio Oscar con el cortometraje ‘Historia de un oso’. No es necesario mirar a Hollywood para ver buenas producciones, Latinoamérica también tiene potencial.

Publicidad

Cuáles fueron los mayores retos con esta producción

Armar el equipo de animadores, pues no contar con un gran presupuesto fue un reto para tentar a la gente a viajar a Lima, Perú (donde se estableció el equipo de producción) para trabajar desde allí. Liderar ese equipo, que requería mucho acompañamiento y supervisión de calidad, y cumplir con los tiempos de entrega, fue otro de los grandes retos que afortunadamente logramos con este equipo joven.

¿Cuál cree que ha sido el impacto de las TIC en la industria de animación?

En los últimos 20 años ha revolucionado la manera de hacer cine animado. Internet y un equipo de última generación le permite a cualquier persona hacer una película animada desde la comodidad de su casa: antes era necesario dibujar con lápiz en papel, calcar los dibujos y pintarlos en acetato, fotografiar y revelar; pero ahora todo ese proceso se ha simplificado.

¿Cómo ve la industria de animación en Colombia?

Hay un potencial y un talento enorme en el área del arte visual y de la animación en Colombia. Tengo amigos y conocidos colombianos que trabajan en esta industria, y varios de ellos colombianos integraron el equipo de animadores de ‘Condorito’.

Comentarios